Background Image

oneply

La tecnología de fabricación de papel tisú de una sola capa con propiedades extraordinarias: suavidad y tacto inmerojables con el menor consumo energético.


Pulsa aquí para descargar el datasheet que compara OnePly con otros procesos tisú convencionales.




La tecnología OnePly®: una sola capa, bajas emisiones, extraordinariamente denso.

El OnePly es un producto desarrollado por LC Paper con la voluntad de conseguir las cualidades del papel fabricado en proceso TAD (Through Air Drying) pero con un coste energético mucho menor. Este producto ha sido concebido con una sola capa, a diferencia de los papeles tisú tradicionales de dos o tres capas. Como el peso mínimo establecido para este producto es de 30 g / m2, no hay espacios libres entre fibras, de forma que se consigue una capilaridad interna muy buena. La operación de crepatge intenso incrementa la altura de la onda de alta frecuencia, lo que resulta en un producto con una excelente capacidad de absorción y una gran suavidad. La masa deseada se consigue a través de un proceso de gofrado.

Con este diseño, el papel tisú que se utiliza en mercados Away from Home convierte rentable a nivel de costes de transporte. Además, su consumo de energía muy bajo permite obtener la certificación de bajas emisiones de CO2, a las que se añade un precio de partida reducido. El resultado final es un papel con más absorción por gramo que el TAD, más suave y a un precio más competitivo. Adicionalmente, el OnePly tiene una resistencia lineal mayor lo que permite que las líneas de converting lleguen a su máxima capacidad de producción, a diferencia de otros procesos de fabricación tradicionales. El OnePly tiene la etiqueta Ecolabel y se fabrica bajo la ISO 14.001, con un consumo de agua de tan sólo 2.5 m3/t, y una huella de dióxido de carbono auditada.



Si analizamos la capacidad de absorción como la cantidad de agua que puede ser absorbida por cada gramo de papel, podemos observar como los papeles de calidad premium como el TAD o el OnePly tienen una capacidad de absorción de entre 15 y 18 ml / g, mientras que los papeles tradicionales tienen valores de entre 7 y 11 ml / g. Este hecho es independiente del volumen del papel, y también de su resistencia. El flujo de capilaridad depende tanto de la capacidad de absorción como de la pared de las fibras. La absorción, de hecho, implica que las fibras se hinchen. La cantidad de agua que es transportada por las fibras difiere consecuencia del agua que es transportada por la porosidad entre fibras. El agua absorbida directamente dentro de las fibras incrementa el volumen del papel en la misma cantidad, a diferencia de la penetración en los poros, que no lo hace. El agua es absorbida en las fibras primero y los poros inter-fibras después.


Article Image

Desde esta perspectiva, un producto de papel tisú puede ser definido de forma diferente. Si el producto es una toalla de papel para secarse las manos o un papel de cocina utilizado para secar superficies, de unos 22+22 g/m2 (44 g/m2 en total), la absorción específica es de 10 ml/g. Si, en cambio, se utiliza un producto OnePly o TAD con una absorción específica de 16 ml/g, la misma capacidad de absorción de 44 g/m2 se lograría con una sola capa de gramaje 28 g/m2. El nuevo producto podría estar fabricado con un peso por debajo del papel convencional, incluso por debajo de 28 g/m2. También se podría diseñar con gramajes de 34 g/m4 o incluso 36 g/m2. El producto resultante es un producto que utiliza de un 18 a un 20% menos de materia prima.

La reducció d'emissions, el reduït consum d'energia, el menor cost i la elevada resistència linear fan que el OnePly sigui un procés de fabricació amb grans avantatges sobre altres mètodes clàssics de fabricació.


Article Image



¿Tienes preguntas sobre el OnePly®? ¡Háznoslas llegar! 

PONTE EN CONTACTO CON EL DEPARTAMENTO COMERCIAL